La ‘potra’ Gabriela Guzmán Recobró la tranquilidad

Por

  • Calificación:
17 de Abril de 2013 - 01:25

INGRID BALSECA
balsecai@granasa.com.ec


Desde que Gabriela Guzmán (32 años) y Emilio Pinargote se dijeron adiós, la presentadora de Divinas y Faranduleros S.A., de Canal Uno, se mantuvo alejada de la prensa y guardó silencio. Cuando se la llamaba a su teléfono  celular o se le enviaba un mensaje, no respondía. El refrán expresa que “el tiempo sana las heridas”. Sabias palabras. La ‘Potra’ (como la llaman amigos y el público) hizo borrón y cuenta nueva, está libre, renovada, con ganas de “comerse” al mundo y recobró su paz interior. Lo verdaderamente importante en su vida (Dios, la verdad, familia, amor, amistad, felicidad, tranquilidad, el baile...) lo plasmó en su cuerpo y lo muestra a los lectores de EXPRESIONES en las imágenes que aparecen en la portada y en esta página. Aunque costó convencerla, habló de todo un poco.
Sentimentalmente, ¿cómo está?
Espectacular.
No suena muy convencida, es solo de dientes para afuera

Estoy súper bien. No miento. Mis estados de ánimo se notan cuando estoy triste, alegre o enojada. No tengo razón para estar mal.
Sus exparejas, Francisco Aráuz le fue infiel, y Emilio Pinargote tras finalizar su romance con usted en un abrir y cerrar de ojos se consiguió otra novia (Gabriela Pazmiño Yépez). Considera que tiene mala suerte en el amor
Son experiencias en la vida. No es mala ni buena suerte, no ha llegado la persona adecuada. No tengo por qué referirme al pasado, no vale la pena.
¿Olvidó a Emilio?
Por supuesto. Aunque siempre quedan las cosas buenas. No quiero que se piense que doy una entrevista para hablar de él. No hablé en mis programas y cuando la relación finalizó tampoco lo hice porque de corazón lo digo, no me interesa. Lo nuestro se acabó en buenos términos. Siempre debe haber un respeto con la persona que compartió contigo y con su familia.
Cada quien es un mundo y prefiero que la gente lo tenga en el concepto que quiera.
Usted no quiere quedar como dolida; sin embargo, cuando Emilio Pinargote le dio un beso a Carolina Jaume ardió Troya
A Carolina no le reclamé porque le dio un beso a Emilio, sino porque ella me faltó el respeto como compañera. Habíamos salido, compartido, fui anfitriona en su cumpleaños, se sentaba junto a mí en   Faranduleros S. A. Le dije que no le reclamaba por él, sino porque existe una palabra que se llama respeto. Jamás la agredí físicamente ni le reclamé nada frente a su hija (Rafaela) como Carolina mencionó en una entrevista.  Dios dio la oportunidad y por ello se lo aclaré hace poco en televisión nacional cuando pidió disculpas al equipo de Faranduleros S.A. (por  sus comentarios en la competencia en los cuales afirmó sentirse atacada por el espacio de farándula de Canal Uno). No necesito pelear ni agredir por las redes sociales, televisión o medios escritos. Pueden decir que Gabriela tiene su carácter, pero hipócrita y mentirosa no soy. Odio que la gente por atacar a una persona o armar polémica mienta.
De sus relaciones sentimentales, ¿qué rescata?

Disfruté, viví y fui feliz. Lo malo es ser muy confiada. Soy de las que confía mucho y a veces te decepcionan. Creo en lo que me dicen y en el camino te das cuenta cómo son realmente las personas. No ocurre solo con parejas, también con amigos. Tarde o temprano las mentiras salen a la luz.
La edad en los hombres parece no ser un inconveniente para usted…

Normalmente a los hombres los prefiero de mi edad o mayores. Una de las razones por la que no le daba el sí a Emilio (de Vamos con todo, RTS) fue por su edad. Primero me dijo que tenía 24 cuando en realidad tenía 23. La gente me decía que era muy pelado, inmaduro y mujeriego.
¿Y era mujeriego?

Nunca lo vi. No soy mucho de farra, él sí. No podía saber con exactitud si era o no. Cuando me hice su amiga me confesó que no era un santo. Sé que ha estado con muchas mujeres. Todo esto te hace pensar. Nosotros estuvimos juntos casi 2 años. Ocho meses esperó para que le diera el sí.
Como pareja es celosa, manipuladora, dominante... o todo lo contrario

Soy súper amorosa, además tierna y detallista. Pero cuando algo no me gusta soy determinante y digo hasta aquí. Detesto la mentira, no saben cuánto. Por salud mental prefiero alejarme.
¿Emilio le mintió?       

Me enteré de cosas y preferí dar un paso atrás. No específicamente de mujeres, son cosas que no me gustaban y no vale mencionar. Hablo de mis exparejas en general, cuando siento que me mienten, considero que es mejor retirarse. Si no miento, no hay razón para tolerar que me mientan.
Llamó la atención que después de verlos juntos y supuestamente enamorados al poco tiempo Emilio le consiguió reemplazo
No me sorprendió.
¿Por qué?
Sé cómo es él. No puede estar solo y me lo dijo en muchas ocasiones. Además sé las ganas que tiene de casarse. A los cinco meses me pidió matrimonio y le contesté que no. Cuando lo entrevistaban decía que deseaba ser padre de un campeoncito, tiene una niña. El matrimonio es muy serio, no se puede tomar a la ligera.
Repite la historia porque se habla de que quiere casarse con Gabriela Pazmiño Yépez
¡Chévere! Si están seguros ambos.
Las demostraciones de afecto entre Gabriela y Emilio son a veces tan exageradas que empalagan y parecen show. Incluso hicieron una sesión fotográfica para sacar un calendario.
Creo que cada persona maneja su relación como mejor le parezca, no soy quién para señalar ni juzgar. Lo del calendario no lo sabía.
Usted fue parte de Vamos con todo y en ese espacio de farándula a veces les gusta el show.
En RTS ni en Vamos con todo te obligan a nada e incluso los comentarios no son libreteados. Trabajé 7 años. En la época en la que estuve no era el programa que es ahora, jamás hice lo que no deseaba.  
Evita los encuentros con ellos

Recuerdo que una vez los vi en una discoteca, estaba con un grupo de amigos. No pasa nada si me los encuentro cara a cara, lo que no fue en mi año, no me hace daño.
Sus amigos y la prensa se extrañaron de no verla en el Show gol de cierre de temporada playera.
Tengo la rodilla izquierda lastimada. No puedo correr en el asfalto, solo en caminadora y en cancha sintética. He estado en rehabilitación. El dolor era muy fuerte.
Se está tomando su tiempo para volver a amar.

Después de cualquier pérdida se debe guardar cierto luto para oxigenar y reflexionar en lo que se quiere. Tengo cinco meses sin pareja.  Estos meses me han servido para analizar mi vida y sentirme libre. He recobrado la tranquilidad que necesitaba.
¿Acaso no se sentía tranquila?

Existían muchos problemas en la relación (prefiere no entrar en detalles).
¿Y ahora qué quiere?
Estar sola. Estoy dedicada a mi trabajo. Soy presentadora de Divinas y Faranduleros S.A., además tengo el espacio radial Aquí entre dos con Wilfrido Muñoz en Sonorama y Secretos de belleza, los sábados por Canal Uno. Una o dos veces al mes me voy a Quito a grabar los programas. A veces, me salen cachuelos.  Existen pretendientes, pero nada más. No soy mujer de vaciles ni de amigos con derecho. Soy chapada a la antigua (Risas).
Dicen que farrea mucho y que no hay película en el cine que no vea.

En el mes de marzo siempre me verán farrear porque es mi cumpleaños, el de mi hermana y el de uno de mis mejores amigos. Me encanta el cine.
El regreso de Carolina Jaume (después de su suspensión) ocasionará más problemas en Canal Uno
Creo que se dará un cambio. Carolina aseguró que iba a tomar terapia para controlar sus impulsos y su ira.
¿Usted le cree?
No soy quién para juzgar a nadie. Mientras no esté involucrada no hay problema, sigo mi camino.
Antes del contratiempo se hablaba de ciertas diferencias entre ambas y supuestamente Carolina no quería que usted sea parte de Faranduleros S.A. cuando ella estaba en el espacio.
Nunca tuve problemas con ella. Si Carolina estaba incómoda por mi presencia en el programa jamás me lo mencionó ni me lo demostró.
¿Por qué cree que ella busca llamar la atención con mal comportamiento, peleas entre compañeros… y no por su trabajo. Casi siempre ocurre lo mismo en los canales a los que va?
Ella tiene un problema y gracias a Dios va a tratar de solucionarlo. Todos podemos equivocarnos y todos merecemos una segunda oportunidad. Cada quien sabe si la aprovecha o no.
Toda persona tiene defectos, pero también virtudes. Carolina es una mujer guapa y la vida le ha dado oportunidades. ¿Qué rescata de ella?
Su alegría, es carismática y buena actriz.
La mamá Diana Saporiti la defendió con uñas y dientes por Twitter, incluso atacó a los Faranduleros...
Se necesitan dos tontos para empezar una pelea. Carolina se disculpó, nosotros aceptamos las disculpas. Ahí termina la historia.
Por último a Gabriela ¿por qué la llaman ‘La  Potra’?

Así me decían Carlos José Matamoros y Oswaldo Segura en Vamos con todo. Ellos afirman que soy grandota (Risas).

 

Producción: Alejandra Cereceda
Vestuario: Vezania Diseñadores, Centro Comercial San Marino (2083026)
Accesorios: Fernando Villagrán para Vezania (0997196902)
Maquillaje y peinado: Xavier Andrés Menéndez para Kryolan Guayaquil C.C. Las Vitrinas, local 43 (0985252180)
Fotos: Miguel Canales / EXPRESO

 


 

Rectificar noticia

La ‘potra’ Gabriela Guzmán Recobró la tranquilidad

Gracias por ayudarnos a mejorar nuestro contenido. Sus datos no serán publicados.

Nombres:

Email:

Motivo:

Rectificación

COMENTAR:

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Expreso.ec se reserva el derecho de editar o no publicar aquellas opiniones que no cumplan con un uso apropiado del lenguaje.

Comentario: (256 caracteres máximo)

 

Publicidad

Todos los derechos reservados © 2014